Skip to main content

Posts

Perdón a Sor María Romero

Foto de Camilla en invierno


Eunice Shade
Initium sapientiae timor Domini.

Perdón a Jesucristo, a Santa María Siempre Virgen, a la Iglesia a los devotos de Sor María, muy especialmente: a los pobres de Costa Rica
Recent posts

II Epístola de Calcuta, Miami, Florida

Eunice Shade

Las misoneras de la caridad de Miami me invitan a misa. El albergue es
un tesoro. Las monjas de Calcuta son estrictas. Las monjas son seres
misteriosos, llenas de luz en oración perpetua. Mi camino de Fe empezó
en primer grado, en el colegio Pureza de María. Desde chiquita Dios me
marcó, causó una fuerte impresión en mi. Ese año, 1987, aprendí mi
profesión de fe, el credo de los apóstoles, con la guía de la Hermana
Juana Parera, monja de la congregación Pureza de María. Sobre el credo
de los apóstoles ha hecho una gran reflexión Joseph Cardinal
Ratzinger/ Papa Benedicto XVI, sobre ellos está cimentada nuestra fe.
El siguiente año, 1988, es un misterio profundo, lo he vivido con las
monjas de mi colegio Cristo Rey. Continué mi camino en La Salle en
1989, tenía entre 8 y 9 años de edad. 
En mis cartas con el Hermano Benito Agustín Díaz López, hermano Lasallista, 
San Juan Bautista La Salle me abrió la puerta a contemplar. 
El hermano Benito es sabio cuando me dice y me
acuerdo de mi tercer…

I Epístola de Calcuta, Miami, Florida

Eunice Shade

Hoy es el día nueve de mi novena a San Miguel Arcángel. Es mi día 3
con las Misioneras de la Caridad de Calcuta en Miami. Vivo en el
albergue con desamparados y renuevo mis votos de humildad. Las monjas
me hacen ver. Recibí la misa con ellas esta mañana. Fue hermoso. Sin
embargo debo alertarles de la persecución, pues mientras recibíamos la
misa afuera hacían ruido. Las monjas me enseñan a valorar cada momento
de vida, cada respiro, en el que siempre tengo presente a Jesus,
nuestro Señor. Ayer pensaba en la maldad que asume que sólo
necesitamos comer, cuando lo que necesitamos es preparar nuestro
espíritu antes de. Ofrecer cada cosa que hacemos durante el día a
nuestro señor. Esperar el encuentro con María a las 6, 12 y 6 pm del
poderoso angelus. El señor me da una lección de humildad en la
experiencia de mendigos con los que comparto una habitación. Me pregunto
qué verán las monjas que no veo. El Padre León Leitem me guía y me
dice: «Pobre es aquel que carece de la grac…

Christum dominum nostrum

Eunice Shade

Hace 7 días empezó un cambio en mi vida. Viajé a Miami y pasé la
primera noche en el jardín de la parroquia The Holy Family Catholic
Church. Estos tres años y tres meses de mi regreso a la Santa Iglesia
me han marcado para siempre. Las semillas de la Santa Iglesia en
Nicaragua, la evangelización de la Santa Iglesia en Pittsburgh, la
guía espiritual de San Francisco de Asís y la continuación de mi
alimento espiritual por la Santa Iglesia en Miami me han hecho una
persona nueva. Tanto que sólo vivo para intentar complacer a Dios en
las pequeñas cosas del día. Ustedes son un pequeño grupo de lectores
con quienes comparto y sus oraciones han contribuido en mi
crecimiento, por lo que estoy más que agradecida. Mientras estudiaba
en Pittsburgh, el Espíritu Santo me habló y me hizo reflexionar sobre
mis raíces y lo valioso que son nuestros tesoros nicaragüenses, por
ejemplo la obra de Rubén Darío y de Pablo Antonio Cuadra. Es relevante
que se acuerden: en la educación católica se aprende por la…

¿Qué es una conversión?

Eunice Shade
Cuando Jesús dice “queda limpio”(Mateo 8 1-4), queda limpio. Cuando Jesús nos convierte nos limpia, nos hace hombres nuevos. El ejemplo de las milagrosas curaciones de Jesús, son el inicio del cambio completo que su poder hace en nuestra vidas. Una conversión empieza con un llamado que el Señor hace a cada fiel. En el camino, el fiel sufre pues lo conmueve la piedad del Señor. Convertirse es renunciar a nuestras fuerzas para que sea El Señor quien nos de la suya. En una conversión no se ve como antes. En mi conversión, Jesús fue, es y será mi rayo seráfico. La Santa Iglesia se sostiene por sacerdotes conversos, Pedro negó a Cristo tres veces. Una conversión cambia nuestra vida para siempre. La Santa Iglesia está hecha de conversos. La Santa Iglesia se renueva, se ha hecho santa por Santos que de las vidas más aborrecibles han luchado por llevar el mensaje de salvación. Una conversión real implica una nueva vida. ¿Qué es lo primero que se le recomienda a un converso? Rod…

Aviso.

Hola lectores: Les escribo para pedirles apoyo reenviando este aviso a sus contactos.
Yo no he escrito, mandado y publicado nada que no sea lo que está en mi blog: http://eushade.blogspot.com/
Si usted recibe un correo con mi nombre y un contenido que no es el
que está literalmente en mi blog, el cual ahora está leyendo, les confirmo que no es de mi
autoría. Sólo lo que aparece aquí, sin olvidar que el internet puede fallar o estar intervenido.
Por esa razón pido compartan dicha información, para evitar que se me aribuyan correos que no he escrito. Recen por mí para que el Señor me proteja en mi integridad,

Les agradezco, Eunice

Doctrina de las lágrimas de Santa Catalina de Siena

Eunice Shade


Llorar no es un acto de debilidad. Parece que llorar fuese el principio o el fin. Cuando lloramos nos sentimos conmovidos. Nuestras lágrimas nos purifican. El llorar sincero ante Dios nuestro Señor nos abre las puertas a una experiencia única. Las lágrimas no son signo ni de debilidad ni de aceptación. Dice San Pablo: Cuando soy débil, soy fuerte. Las lágrimas son prueba del dolor de Cristo en nuestra vida. Después de llorar sentimos la paz que proviene de la seguridad en ese grano de mostaza que es nuestra fe. Santa Catalina de Siena, Doctora de la Iglesia y mística, escribió El diálogo, Oraciones y Soliloquios. En El diálogo se encuentra La doctrina de las lágrimas. La escritura de los santos se define por la presencia de Cristo en el acto de escritura. Santa Catalina es una santa singular que nos entrega una serie de proverbios para practicar nuestra santidad, uno de ellos: No se debe cargar con la cruz del diablo. Descubrir y aceptar nuestra cruz nos llena de felicida…