Skip to main content

Pasando Revista



Por Estefanía Dedalus

Aquí tengo recién salidita del horno la revista Estrago número cuatro (junio 2007). Como de costumbre, estos agresores culturales de tradición mantienen el estilo sobrio e impecable en lo visual. Y en lo escrito ya ni se diga, pues siempre la selección literaria a cargo de Raúl Quintanilla supera mis expectativas. En este trago amargo se incluye una muestra de poesía mexicana joven, acompañada con artes también made in México filtradas por Moisés Elías Fuentes, quien cada día agarra popularidad que da miedo.

Mi querida Alejandra Urdapilleta se descobija con El Muro de Ernesto Salmerón y Quintanilla se extravía en un burdel filosófico con Pedro Pablo Picasso. Pero en el menú también desfila el inconfundible, irrepetible y exquisito David Ocón, siempre con sus combinaciones explosivas y esta vez con la mirada puesta en asuntos caninos; por cierto, aprovecho para enviar un saludo al legendario Kafú, de la Blanquita Castellón, que según me informan es el mejor crítico literario del país, si es que existe esa categoría de ¨mejor crítico¨.

A medida que vaya internándose en la Estrago la cosa se le va a ir poniendo más densa, más compleja, más Tacho Lovo o más Freddy Quezada, por así decirlo, y los antojitos son unos comentarios acerca del uso de la fenomenología y de la teoría del performance en el estudio de la antigua arquitectura maya por la Jennifer Von Schwerin. Ahora respire hondo, descanse y regrese a la oración anterior. O bien pase la página y encuentre a un Rodrigo Peñalba erótico y voyeur empedernido de las monimboseñas en cueros.

Ya estamos en la página cuarenta, el centro, la pasarela estelar de la revista, dedicada a los benditos mexicanitos, como dice el Inspector Rodríguez, y aparece Andrea Anaya Cetina, Fabián Ugalde, Mónica Barrón, Carlos Amorales, Sandra Gabriela Tapia López, Betsabbé Romero (excelente tallado, por cierto), Felipe Flores, Gabriel Orozco. Hasta aquí los charros.

De vuelta al terruño María del Carmen Pérez Cuadra entrega poesía de su libro El monstruo entre las piernas y otras escrituras antropomorfas, con la que se come a la mitad de poetas de la revista pues no es ningún secreto, ustedes ya lo saben, que María del Carmen hasta el momento se coloca como la poeta y narradora más destacada de su generación, aunque a ella no le gusta que digan esas cosas.

Aquí vienen unas imágenes bestiales de Yoshua Okón, qué bárbaro, es toda una historia para reflexionar, tendrían que leerla junto a los poemas de Sirac Calvo. Y seguir con Marisol García Lugo, Daniela Rossell, Francis Alys, Alejandra Navarrete, Sergio Roa, mi estimadísima Teresa Codina (peligro), Javier Antino, Eunicita Shade y Rolando Castellón. En resumen: No a la derogación del 165.

Como todavía me sentía sedienta, continué pasando revista y me bebí fondo blanco el reciente número que Jorgito Boccanera le mandó de obsequio a mi capitán pelón. Revista Nómada, número cuatro, abril 2007, Buenos Aires. Les sugiero empezar con el plus de Pasolini, todo un especial sobre el artista, acompañado de fotos, poemas, recuerdos conducidos por la pluma de Roberto Raschela, no se lo pueden perder.

Ya en la revista propiamente dicha, pueden continuar con la entrevista a Joan Manuel Serrat. El cantor se confiesa y reconoce que nunca ha sido su intención dar a conocer la obra de Machado o de Miguel Hernández y advierte: ¨El que pretenda que escuchando un disco de Serrat sobre Hernández conoce al poeta, está absolutamente equivocado, porque Hernández es afortunadamente otra cosa¨; lo mismo se aplica a Antonio Machado. La entrevista fue realizada a propósito del disco que grabara el artista con poemas de Miguel Hernández, el querido poeta pastor.

La propuesta de Nómada es variada, incluye política, sociología, poesía, narrativa, pintura. Desde Nicaragua aparece la pluma de Erick Aguirre Aragón, (mi escritor preferido después de mi papá) con la crónica de una metamorfosis o un mapa político que más bien parece ensayo sobre las ¨incógnitas tras el triunfo sandinista¨ en nuestra provincia.

De Chile, Volodia Teitelboim, el hombre que dicen que dijo: ¨La política es mi amante y la literatura mi mujer de todos los días¨, se adentra en el post pinochetismo, imaginate niñá, y para sinopsis le agregan un asterisco que reza: ¨Chile, democracia con las alas cortadas¨; yo especificaría el tipo de pájaro, me inclino por un buitre o un zopilote, el problema con estos últimos es que no sé si vuelan por allá, pero como asegura la gente de la nueva era: ¨Es el mismo dios pero con otros nombres¨.

Obligatoriamente les tengo que recomendar la entrevista de Jorge Boccanera con Carlos Nine, porque es el director de la revista y para que me publique mis reseñitas de vez en cuando ustedes saben como es esto, je je. Bueno, el tal Carlos Nine es un ilustrador querido, ¨un artista que arma sus esculturas en movimiento con hilachas de la realidad y logra radiografiar el alma de los objetos mecánicos¨, eso para que se vayan dando una idea.

Y para que no digan que soy mujer machista, única y exclusivamente por eso, les voy a sugerir el Tango Rock de Patricia Rodón, disfrútenlo con un refresco de papaya bien heladito. El cuento Certezas y Espejismos, de Diego Hurtado, merece ser mencionado, tiene madera el muchacho. Y finalmente concluyo por el principio con las ideas de Álvaro Abós; ay estos argentinos siempre tan ensimismados, sobre la locura argentina, que viene siendo la mejor de las locuras, si no la más chic la más trendy, alabate pato. Y hay más en Nómada, pero eso les queda de tarea en casa.

No quisiera retirarme a mi guarida sin antes mencionar a las muchachas de la revista Anide, nuestras escritoras nicaragüenses, que también sacaron su edición correspondiente a enero-abril de 2007. Les recomiendo la entrevista que Ángela Saballos le hace a Helena Ramos, pues si no fuera por Helena la mayoría de escritoras en este país no existiríamos.

La edición ofrece una muestra de poesía del festival de Gloria y Chichí (ahh, y de Fernando López también), que incluye a Ida Vitale, Laura Sabani, Ana María Rodas, Chiranan Pitpreecha, Rowena Hill, Dostena Lavergne, Vida Luz Meneses, María del Carmen Pérez Cuadra, Ingrid Lindgren, Rita Ann Higgins, entre otras estrellas de la poética mundial.

Doña Daisy Zamora comparte su pluma crítica con un texto sobre Gaspara Stampa y Yaoska Tiberino, con la temática amorosa en Florencia Pinar, María de Zayas y Sor Juana Inés de la Cruz. En narrativa no dejen de leer un fragmento de Eunice Odio, que nunca está de mas. Y con esto creo que tienen suficiente material para relajarse y divertirse. Se finí, como dicen los franchutes. O this is the end... my only friend the end.

Comments

Popular posts from this blog

Para Ulises, en tu nuevo cielo

Eunice Shade
Era un muchacho tímido en aquellos días de debates a principios de la década 2000 en Managua, cuando se me acercó y me pidió mi teléfono y dirección para llegar a verme a mi apartamento en Reparto San Juan porque quería que lo preparara para un concurso de debate, que le enseñara cómo argumentar, cómo dirigirse a las personas, cómo disentir con humor. Lo recibí en mi apartamento y muy disciplinadamente hizo cada uno de los ejercicios que le indiqué. Estaba muy entusiasmado. No supe de él, sino días después, me comentó que le había ido mal en el concurso, pero que había gozado en grande. Añadió que estaba interesado en las letras y muy cortésmente lo invité a las reuniones de grupo de Literatosis, donde encontró sus afinidades y no tardó en hacerse íntimo amigo de Francisco Ruiz Udiel, quien al inicio estaba reticente a integrarlo en el grupo; ironía de la vida porque después serían inseparables compañeros de la cultura: uña y carne. Ambos tomarían sus caminos, la literatu…

El “disidente” (Radical Chic): los burgueses con corazón de masa

Información previa

Hace tres años, Tom Wolf, el periodista norteamericano especializado en “nuevas tendencias”, publicó una larga crónica, Radical Chic, descripción de una velada en el departamento dúplex del compositor y director de orquesta Leonard Bernstein y su esposa Felicia.
Los Bernstein citaron a un grupo de la sociedad neoyorquina para presentarles un grupo Black Panthers que solicitaban ayuda económica (defensa legal de camaradas injustamente acusados de asesinatos, etcétera). El patrocinio de los concurrentes y actitudes similares, como la de quienes apoyaron en fiestas lujosísimas los boicots promulgados por la organización de César Chávez, obtuvieron de Wolfe el calificativo de Radical Chic, el interés político de izquierda considerado como actividad prestigiosa o gesticulación social de la temporada. Entre sacudimientos estructurales, secuestros y compromisos existenciales varía el concepto de elegancia y el viejo tren de la historia debe admitir – la metáfora sigue aunq…

Lectura y/o interpretación meta-poética del poema “Ah que tu escapes”, de José Lezama Lima. O una propuesta de lectura en clave intuitiva.

Por Eunice Alejandra López Sánchez

Sin duda el código clave para la lectura de este poema de Lezama Lima es el metafísico, el cual, revestido de un código digamos aparentemente “estético” configuran el acero y acervo intuitivo del poeta/ poema, del padre/ hijo.

Me atrevo a hacer tal aseveración tomando en cuenta lo escrito por el mismo Lezama Lima, y que lo retomo vía Yurkievich: “(...) desconozco totalmente lo que es mucho o poco en materia de expresión (...) el cómo y el cuando escapan de nuestras manos (...) lo que me ha interesado siempre es penetrar en el mundo oscuro que me rodea. No sé si lo he logrado con o sin estilo, pero lo cierto es que uno de los escritores que me son más caros decía que el triunfo del estilo es no tenerlo...No sé si tengo un estilo, el mío es muy despedazado, fragmentario, pero en definitiva procuro trocarlo, ante mis recursos de expresión, en un aguijón procreador”.
Por tal razón me sabría a herejía acércame a Lezama en clave racional, pues de más es…