Skip to main content

Posts

Showing posts from August, 2009

Paréntesis con lápiz

“Things aren't the way they were before
You wouldn't even recognize me anymore”, Linkin Park. In the end.
Por Eunice Shade

(Regresé a las viejas moleskines. Aquellas que no desean ser vistas en su desnudez intensa. Han pasado 9 años. Lo que ahí encontré, lo que callaba. Las dos primeras muy modernistas para mi gusto. Con malos sonetos de pretensiones metafísicas. Con arrimadas molestias bélicas. A veces un versolibrismo ampuloso, a veces aburrida matemática asonante y consonante. Lo bélico ha sido siempre mi sangre. Aquellas letras indefinidas, punta de flecha irresoluta. Instinto intuitivo. Pero los temas, exceptuando períodos de ofuscamiento, inseguridad, incomprensión, fueron siempre los mismos. Leo ahí a una huésped de soledad estética. Simplicidad, austeridad formal, ayuno, realismo.  Siento una enorme deuda con esa desnudez solitaria. Y desde esta aguja del tiempo donde pendo ahora estoy revisando “significado” por “significado”. Para retejerlos aquí nuevamente. Para …

Babelisco

Otro cometa que habían cortado y de sus hebras de luz confeccionado el más cristalino escenario del simulacro. Ultimo y tecnológico en sus discretos afanes. Cuanta pieza se iba bordando, se bordaban, sin ver en el tejido trozos de la piel que no se toca. Cascadas de saliva translúcida llenando huecos de la tierra, creando ríos, mares, lagos. Calentándolos. Dándoles un ápice de principio. De alfabetos que desconocen el acabarse. La cellisca de un verbo inexistente ubicando espeluznantes oraciones en el medio. Porque vos y yo escribimos dioses y diosas con minúsculas. Porque vimos, (nadie nos dijo) sólo vimos.
Aquella noche en que las estrellas se apagaron el cielo cambió sus coordenadas. Y las auroras fueron témpanos, nocturnas en vacuidad. Porque ellas sí pretenden cortar las tijeras del abismo en colores ciegos. El cielo cambió sus coordenadas. El cielo enrejado.
Encontraron un Sí ataviado, se lo apropiaron para gobernar donde no hay gobierno. Los espejos humanos son finas cajas de…

Vodka Shaler (a cocktail by Eunice Shade)

Eusta receta e D’ facile preparatione


Ele querere sere le “extensione” galactt-yca: Quesiazo in-zulino io sere. Io contemplareme dueñeste de le cirque du soleye. Io jugarete pe cuá the jocker non plus ultrae. Pasque le table en casetta protpia eis fascinantesta, eis tuttan-nothing-fulleXXXtra. Perque io creyere q’ le pla-sere (absolutus) eis la respestta. Ma que io no entendere a la fenme aque-io d’ que nore, nerexist resspestta. Pere io no darme quentta d’ sere absolutestio. E decire quio jugare a q’ natte , a q’ tutto, pere io no darme quentta. Io sere an hedonestra. E io gustare la frittata e’la flores. Frittantangou, flowere powere e sere miyou secretee. Eis aquesta et vino alimareme callo brasileiro, maquesta ingnor-ath nosabere que io sere calloduroortodoxus enle miyou humore, pasque formare-limare a calloupomez like mua eis sere difficcille. Pas que io sere iluminatih de la humorata pla-sera. E io jodedere (cegún mua) aquesta dele haventura d’ship-idalezca (ship’in & dale).…

Lectura y/o interpretación meta-poética del poema “Ah que tu escapes”, de José Lezama Lima. O una propuesta de lectura en clave intuitiva.

Por Eunice Alejandra López Sánchez

Sin duda el código clave para la lectura de este poema de Lezama Lima es el metafísico, el cual, revestido de un código digamos aparentemente “estético” configuran el acero y acervo intuitivo del poeta/ poema, del padre/ hijo.

Me atrevo a hacer tal aseveración tomando en cuenta lo escrito por el mismo Lezama Lima, y que lo retomo vía Yurkievich: “(...) desconozco totalmente lo que es mucho o poco en materia de expresión (...) el cómo y el cuando escapan de nuestras manos (...) lo que me ha interesado siempre es penetrar en el mundo oscuro que me rodea. No sé si lo he logrado con o sin estilo, pero lo cierto es que uno de los escritores que me son más caros decía que el triunfo del estilo es no tenerlo...No sé si tengo un estilo, el mío es muy despedazado, fragmentario, pero en definitiva procuro trocarlo, ante mis recursos de expresión, en un aguijón procreador”.
Por tal razón me sabría a herejía acércame a Lezama en clave racional, pues de más es…