Skip to main content

Posts

Showing posts from 2010

Himalaya's rhythm and blues

Entonces la M le dibuja desde su lejana banqueta una silueta falsa. Percepción imaginaria, borrosa, turbia del “io2” o el “io-mine”. Le dice “haz esto”, “no hagas aquello”, pero la M no sabe a ciencia cierta o no sabe del todo y está esperando que salga aquel o aquella a decirle “pero si yo no… o pero si yo sí, o pero”… Ya te dije, siempre hubieron cosas entre esta tierra y este cielo y no es menester publicarlas, mucho menos repetirlas.Si no las vistes, ya pasó. Nuay naa vato!

highlights from Malcolm Lowry. Gusto-Eu (parte I)

"Y su vida se había convertido en una quijotesca ficción verbal"...

"en cuánto a mí, me propongo desintegrarme cuando me plazca"...

"sino que vivía en el centro mismo de su culpa, una culpa que a todas luces, lo sustentaba de un modo inexplicable"..

"la débil reliquia de una pasión por la vida vuelta veneno, que no es sólo veneno enteramente, y que se ha convertido en tu alimento diario, cuando en la taberna...

"Die glocke glocke tönt nicht mehr"

"maldito brebaje, y esta horrenda sobriedad gélida y absoluta en que lo había sumido"

"como quieras. Trogon ambiguus ambiguus (...) dos ambigüedades deben constituir una afirmación"

"esto no debe ser muy distinto, se dijo, del sufrimiento de un demente"

"podría un alma bañarse en ella y quedar limpia o apagar su sed"

"lo voluntad del hombre es irreductible. Ni dios puede reducirla"

"El periodismo equivale a la prostitución intelectual mascu…

M-limited.

Ni decir.

es aquella aura de niño como el pozo vacío de un torpe sediento
el mismo torpe,

el asno que ni siquiera entiende y asocia lo primero que se le ocurre,
pero qué podría el saber de otras grietas inconexas,
miniaturas movedizas, reales en su filo o material,
simple material o ladrillo de rojizo barro para tejas.

pobres imagenes comercialmente lujosas
de semánticas salesianas como todo él
sus especulaciones heridas en el ojo

Su tono aburridamente decimonónico y autoritario,
su tono de toga y birrete empolvado
soberbio te supe desde el origen

sos el mismo que fuiste y nunca te diré
el de los collares
el de las cuentas de prejuicios blancos
el cura con cuello clerical policromo

aquel del parque bolognese: de vos sólo eso espero.

y soy feliz.

El gran retorno de la Mica Pelona (y supongamos el resto, suponiéndolo todo ;)

“El doctor le pone la mano en el capullo... y Micaela dice “Ay Doctor, suyo, suyo, suyo. Azúcar y pimienta clavitos de olor, se muere Micaela que llamen al doctor”, dale youtube o escuchala que te va a gustar...

Soye esa Mica, viene fierita ella... Pero antes de todo algunas aclaraciones para aquellos que necesitan la pizarra. Se le llama Mica a sujeto en cuestión por un asunto de codificación entre lectores, nada de menosprecio hay aquí, en todo caso estaría en tu cabeza pipe.
Vemos pues a una Mica más serena, con una propuestita relax, un tanto desganada, con su toque de jeans flojo y sabroso de domingo. Sin embargo no se le quitan dos mañas porque “lo lógico” sería decir que la Mica es la que lo sabe todo (primera maña)...ella está de médica examinando, e hilvanando los hilos que a la Mica le parece que siguen según su tripeo personal de cauce y orientación (y ojo con eso que es chiba), porque la Mica asume su guión de contra-discurso desde la parodia del discurso en cuestión y l…

el fólder verde

los pies de Adriana corren sobre las escaleras eléctricas del mall. Aprieta un fólder verde relleno de hojas blancas. Auras fantasmales o hebras de pelo se elevan en su cabeza, curvas de insomnio. Ella corre sin sistema de medidas en su mochila, o tal vez sí, esconde uno: la medida propia. Aquella vez también me dijo que tenía en su librero un libro de María Zambrano y un sinnúmero de libros de historia. Sus zapatos y jeans son más apretados que los míos, recuerdo que me comentó que ya no caminaba hacia atrás, a la guerra, a los límites con alambres de púas y que convivía con un pasado móvil en el ahora. La estoy observando desde el café cuando llega al tope y cae sobre una de las rodillas, las hojas vuelan como palomas perdidas, pero se levanta agitando la cabeza como si tuviera encendido el mp3 con música de burbuja meditativa y ahí va pepenando cada uno de los papeles. Ya se percató que la tengo en la mira. Se queda con la última hoja sin meterla al fólder y me sonríe. Se acerca y …

Brassai, Reunión de cráneos (1944)

Eduardo De Benito

Fotografía de Brassaï, que no aparece en la foto, ya que está tras la cámara. Gyula Halász (1899-1984) nació en Brassó (entonces Hungría) y tomó modificado ese nombre para firmar sus fotografías. En 1933 Henry Miller lo denominó “El ojo de París”. Tiene un interesante libro: “Brassaï, Conversaciones con Picasso”, Turner-Fondo de Cultura Económica, Madrid, 2002. La reunión fue motivada por la puesta en escena de “Le Désir attrapé par la queue”, una pieza teatral en 6 actos de Pablo Picasso. La lectura fue en la casa de Michel Leiris el 19 de marzo de 1944. con puesta en escena de Albert Camus. Los fotografiados se encargaron de dar vida a los personajes de la obra teatral.

La primera vez que se realizó una lectura pública de “Le Decir attrapé par la queue” fue el 19 de marzo de 1944, en el apartamento de Michel y Lousie Leiris, ubicado en la cuarta planta de una casa del quai des Grands-Augustins, a poca distancia del taller de Picasso. El director y responsable de es…

efectos del salón constructivista ("los peores" son los míos ;)

Se jugaba en serio con silencios de una camisa que parecía a la medida. En la entrada principal abismos no lineales (sin el exceso activo-progresista de la segunda pasividad auto-generativa de “esta larga época”). En definitiva no. Así entró por la puerta con los zapatos desgastados, así se infiltró cargando dos sombras, dos hilos creados: uno real y otro ficticio. Aires provocados de Stephen en una laptop con textos a medias, con miríadas de adolescentes corriendo de un lado a otro en los pasillos. Aquello sí era olvidar desde los zapatos de mi vieja obrera, el papelero ajeno, el lapicero azul y rojo, el libro de notas. Los estudiantes al frente frescos como un lunes de madrugada y pensar que en escasos momentos de cometas o eclipses el movimiento ligero de un solo dedo podía... luego la corteza marrón, ya tatuada de por vida y hasta la muerte en Altagracia y el Dimitrov, rayada, cicatrizada con mensajes, mentiras, promesas, versos, lamentos, besos a escondidas: no olvides que aquí e…

Epifanías.2

De libros mal parqueados y lecturas compartidas

o regalos inusitados
y qué libro
y estos pies en el umbral
 y qué paratexto:

"En todo caso lector, no consideres estas páginas como una afrenta a tu inteligencia, ya que más bien demuestran que, en ocasiones, el autor cuestiona la suya (...) se me sugerían grandes correcciones que yo me resistí a llevar a cabo (tú hubieses reaccionado del mismo modo si un libro escrito por tí te hubiese atormentado durante largo tiempo, y hubiese sido rechazado y reescrito varias veces (...) el intento fue sin duda bastante insensato: exponer toda clase de razones esotéricas para que mi obra no fuese alterada. Esas razones en la actualidad las he olvidado casi todas, felizmente para tí, quizás.Es demasiado cierto, en efecto, que, tal como observa Sherwood Anderson, un escritor adopta las pretensiones más inesperadas en todo aquello que concierne a su obra, y se apresura a justificar cualquier cosa. También es posible que uno de los pocos comentarios honestos que un autor haya hecho jamás sea el…

get a life dude, o la idea fija de la frittanga empedada de un enano en hedentina.

Imitación de lo ajeno no. 2 con variante vendaval desestreñido (o al menos en proceso)


io tan solo. marcando tiempo en el blue pumpkin bufeteado de la nada 
-sin siquiera Nada- apretujandome las arrugas
conteniendo al límite la guesera dispar baratieri que io soy
la falsedad atascada en mi gargajal de rumiante aspirador


veánme en mi poquedad recar y descar-GADA

Oh ociocidad del agujero mental que inclinado me succiona a lo primero
a la especulatta empedada de su aburrido dizquehacer
del reflejo propio de su astucia no menos zorrona recién reventada del chicuije
ya no otro sentimiento más "compadecer" lo externo e intraridiculum de su pupilar quebradirojizo en la esquina
sediento de una emboscada sin macrorrelatos paternalistas que le reventaran su furiecita todavía dependiente
de sus espejimos
sus es-pe-jis-mos
sus fi-je-zas, mal pret y eten-didas como aquel que fue ahh ya quisiera su cerotaza palabra de pueblo
ahh
ahh..


su monserga totalitariam
CAUsIada
indigna de contestarle…

lecturas marxistas

(que nada tienen que ver con "la fe", con lo que creo, con Fidel and co. etc y mucho menos con lo primero que se te ocurrió camote)

"Lo que falta a todos estos señores (los críticos burgueses de Marx), es la dialéctica. Continúan viendo, aquí sólo la causa, allí, sólo el efecto. Es una abstracción vacía, en el mundo real semejantes antagonismos polares metafísicos no existen más que en las crisis, pero todo el gran curso de las cosas se produce bajo la forma de acción y reacción de fuerzas, sin duda muy desiguales, el movimiento económico de las cuales es, con mucho, la fuerza más poderosa, la más inicial, la más decisiva, aquí no hay nada absoluto y todo es relativo, todo esto, qué quieren ustedes, ellos no lo ven; para ellos, Hegel no ha existido".

Engels, Carta a Conrad Schmidt del 27 de octubre de 1890

El “disidente” (Radical Chic): los burgueses con corazón de masa

Información previa

Hace tres años, Tom Wolf, el periodista norteamericano especializado en “nuevas tendencias”, publicó una larga crónica, Radical Chic, descripción de una velada en el departamento dúplex del compositor y director de orquesta Leonard Bernstein y su esposa Felicia.
Los Bernstein citaron a un grupo de la sociedad neoyorquina para presentarles un grupo Black Panthers que solicitaban ayuda económica (defensa legal de camaradas injustamente acusados de asesinatos, etcétera). El patrocinio de los concurrentes y actitudes similares, como la de quienes apoyaron en fiestas lujosísimas los boicots promulgados por la organización de César Chávez, obtuvieron de Wolfe el calificativo de Radical Chic, el interés político de izquierda considerado como actividad prestigiosa o gesticulación social de la temporada. Entre sacudimientos estructurales, secuestros y compromisos existenciales varía el concepto de elegancia y el viejo tren de la historia debe admitir – la metáfora sigue aunq…

Tabúes de escritor

Temas hay que deberían ser tabués para el escritor que se respete un poco, sólo un poco. La pureza (formulada o implícita, sinónimo de integridad y rectitud) es uno de esos temas, probable reminiscencia del dogma mariano. En una de sus prestigiadas apariciones, nos lo recuerda el anónimo canto memorizado en la niñez, la Virgen:

habló contra el lujo,
contra el falso amor;
pidió la pureza
que agrada al Señor.

Como respuesta, el refinadísimo azúcar verde y el tosco azúcar rojo, el café molido y el café soluble, la leche pausterizada y la manteca de marca monárquica, el ácido acetilsalicílico y el jabón de bola, reclaman para sí esa virtud de orden moral: la pureza.

Tema-tabú ha de ser también el amor en cualquiera de sus dos vertientes: el Amor Divino y el amor humano. Los importadores de bólidos europeos afirman que éstos se compran no sólo con dinero, sino con amor, lo que demostraría la infinitud del cinismo creador. La metódica invasión que nos viene del Norte recalca un palurdo lema…