Thursday, July 29, 2010

efectos del salón constructivista ("los peores" son los míos ;)





Se jugaba en serio con silencios de una camisa que parecía a la medida. En la entrada principal abismos no lineales (sin el exceso activo-progresista de la segunda pasividad auto-generativa de “esta larga época”). En definitiva no. Así entró por la puerta con los zapatos desgastados, así se infiltró cargando dos sombras, dos hilos creados: uno real y otro ficticio. Aires provocados de Stephen en una laptop con textos a medias, con miríadas de adolescentes corriendo de un lado a otro en los pasillos. Aquello sí era olvidar desde los zapatos de mi vieja obrera, el papelero ajeno, el lapicero azul y rojo, el libro de notas. Los estudiantes al frente frescos como un lunes de madrugada y pensar que en escasos momentos de cometas o eclipses el movimiento ligero de un solo dedo podía... luego la corteza marrón, ya tatuada de por vida y hasta la muerte en Altagracia y el Dimitrov, rayada, cicatrizada con mensajes, mentiras, promesas, versos, lamentos, besos a escondidas: no olvides que aquí estoy, porque te parecerá que ya no vivís para vos y nada malo hay en eso. Viejos zapatos de obrera que caminó tanto y feliz por las calles de la vieja Managua, viejos zapatos vueltos mocasines sosteniendo un árbol pequeño que apunta a un horizonte de ceños confusos y limpios, que agitados hojean desordenadamente una novela del boom. Ahí estaban, cada uno mostrando su piel lozana, fatigados de las espirales de tiempo diverso en sus adentros. Aquello sí era olvidar la impresión segunda y hasta tercera de las esquinas castigadas. Fue cuando se levantó para escribir en la pizarra una sola palabra de apertura, anti-subjetividades que poco a poco se extendían en las finas venas de sus hojas, que poco a poco se dibujaban para desdibujarse en un laberinto de voces inquietas. Esto sí era respirar sin cogestión nasal o algo parecido.Y ella siempre estaba, como amuleto innecesario, ahí estaba con todos sus lunares...

Wednesday, July 21, 2010

Monday, July 12, 2010

Thursday, July 08, 2010

De libros mal parqueados y lecturas compartidas

o regalos inusitados
y qué libro
y estos pies en el umbral
 y qué paratexto:

"En todo caso lector, no consideres estas páginas como una afrenta a tu inteligencia, ya que más bien demuestran que, en ocasiones, el autor cuestiona la suya (...) se me sugerían grandes correcciones que yo me resistí a llevar a cabo (tú hubieses reaccionado del mismo modo si un libro escrito por tí te hubiese atormentado durante largo tiempo, y hubiese sido rechazado y reescrito varias veces (...) el intento fue sin duda bastante insensato: exponer toda clase de razones esotéricas para que mi obra no fuese alterada. Esas razones en la actualidad las he olvidado casi todas, felizmente para tí, quizás.Es demasiado cierto, en efecto, que, tal como observa Sherwood Anderson, un escritor adopta las pretensiones más inesperadas en todo aquello que concierne a su obra, y se apresura a justificar cualquier cosa. También es posible que uno de los pocos comentarios honestos que un autor haya hecho jamás sea el de Julien Green refiriéndose, creo, a su magistral Minuit: "Mi intención fue para mí oscura desde el principio, y sigue siéndolo" (...) oscura o no, lo importante de todo esto es que una de mis intenciones fue siempre, de eso estoy seguro, la de escribir un libro (...) y quizá no sea inútil mencionar que el libro fue concebido al principio, de un modo un tanto pretencioso, sobre el sempiterno modelo de Almas Muertas de Gógol, y como la primera parte de una especie de Divina Comedia ebria. El Purgatorio y El Paraíso debían seguir a continuación, ya que el protagonista como Chíchikov, mejoraba en cada etapa, o bien empeoraba, según la opinión de cada uno. (Teniendo en cuenta que, según una autoridad reciente, el increíble Vladimir Nabokov, la progresión postulada por Gógol sería más bien: crimen, castigo, redención. Gógol echó al fuego casi todo el castigo y la redención) (...) esta novela (...) tiene como tema las fuerzas que moran en el interior del hombre, y que le llevan a asustarse de sí mismo. El tema es también el de la caída del hombre, el de sus remordimientos, el de su incesante combate hacia la luz bajo el peso del pasado, el de su destino (...) puede ser considerada como una especie de sinfonía, como una ópera, o como una película de vaqueros. Yo quise hacer música hot, un poema, una canción, una tragedia, una comedia, una farsa, y así sucesivamente".

si he de perderme aquí, así sea
si el egoísmo me obliga a callar
(tengo un anillo de años silenciosos en la garganta,
una galaxia que antes y después de tu "tiempo" pacífica se expande a ritmo propio)
si el egoísmo me obliga a guardar
a no decir lo que veo...
que tu mente "piense" lo que desea (no lo que es)
con Malcom me voy lejos, cuando regrese
ya no estaré cerca de tu sombra.

Monday, July 05, 2010

get a life dude, o la idea fija de la frittanga empedada de un enano en hedentina.

Imitación de lo ajeno no. 2 con variante vendaval desestreñido (o al menos en proceso)


io tan solo. marcando tiempo en el blue pumpkin bufeteado de la nada 
-sin siquiera Nada- apretujandome las arrugas
conteniendo al límite la guesera dispar baratieri que io soy
la falsedad atascada en mi gargajal de rumiante aspirador


veánme en mi poquedad recar y descar-GADA

Oh ociocidad del agujero mental que inclinado me succiona a lo primero
a la especulatta empedada de su aburrido dizquehacer
del reflejo propio de su astucia no menos zorrona recién reventada del chicuije
ya no otro sentimiento más "compadecer" lo externo e intraridiculum de su pupilar quebradirojizo en la esquina
sediento de una emboscada sin macrorrelatos paternalistas que le reventaran su furiecita todavía dependiente
de sus espejimos
sus es-pe-jis-mos
sus fi-je-zas, mal pret y eten-didas como aquel que fue ahh ya quisiera su cerotaza palabra de pueblo
ahh
ahh..


su monserga totalitariam
CAUsIada
indigna de contestarle un porque sí
ya fuera de la dialéctica
ya sin newtonsong
ya sin el yansin mismo
un laberinto de pura saliva pajopastosa y letral

No. el algodoncillo le comejene las encías
y su culillo de pelambre blanca en su Causiar cotidiano
y de ocasión.

el azar intestinal va de vos, ahí va. cuidado que se te va.

zorrillo de meta-pathas hongudas comestibles en frittatta
su pedo atravezado le reclama lo airea en su jincar interino
lo impele al su impulsojuyo de expulsar la diarreica contenida expresión
esencial de su liviandad crítica.

ah

ahh.
recíbete estos chilotes pelados, bien pelados, repelados.

About Me

My photo
"You made me confess the fears that I have. But I will tell you also what I do not fear. I do not fear to be alone or to be spurned for another or to leave whatever I have to leave. And I am not afraid to make a mistake, even a great mistake, a lifelong mistake and perhaps as long as eternity too"...