Skip to main content

De libros mal parqueados y lecturas compartidas

o regalos inusitados
y qué libro
y estos pies en el umbral
 y qué paratexto:

"En todo caso lector, no consideres estas páginas como una afrenta a tu inteligencia, ya que más bien demuestran que, en ocasiones, el autor cuestiona la suya (...) se me sugerían grandes correcciones que yo me resistí a llevar a cabo (tú hubieses reaccionado del mismo modo si un libro escrito por tí te hubiese atormentado durante largo tiempo, y hubiese sido rechazado y reescrito varias veces (...) el intento fue sin duda bastante insensato: exponer toda clase de razones esotéricas para que mi obra no fuese alterada. Esas razones en la actualidad las he olvidado casi todas, felizmente para tí, quizás.Es demasiado cierto, en efecto, que, tal como observa Sherwood Anderson, un escritor adopta las pretensiones más inesperadas en todo aquello que concierne a su obra, y se apresura a justificar cualquier cosa. También es posible que uno de los pocos comentarios honestos que un autor haya hecho jamás sea el de Julien Green refiriéndose, creo, a su magistral Minuit: "Mi intención fue para mí oscura desde el principio, y sigue siéndolo" (...) oscura o no, lo importante de todo esto es que una de mis intenciones fue siempre, de eso estoy seguro, la de escribir un libro (...) y quizá no sea inútil mencionar que el libro fue concebido al principio, de un modo un tanto pretencioso, sobre el sempiterno modelo de Almas Muertas de Gógol, y como la primera parte de una especie de Divina Comedia ebria. El Purgatorio y El Paraíso debían seguir a continuación, ya que el protagonista como Chíchikov, mejoraba en cada etapa, o bien empeoraba, según la opinión de cada uno. (Teniendo en cuenta que, según una autoridad reciente, el increíble Vladimir Nabokov, la progresión postulada por Gógol sería más bien: crimen, castigo, redención. Gógol echó al fuego casi todo el castigo y la redención) (...) esta novela (...) tiene como tema las fuerzas que moran en el interior del hombre, y que le llevan a asustarse de sí mismo. El tema es también el de la caída del hombre, el de sus remordimientos, el de su incesante combate hacia la luz bajo el peso del pasado, el de su destino (...) puede ser considerada como una especie de sinfonía, como una ópera, o como una película de vaqueros. Yo quise hacer música hot, un poema, una canción, una tragedia, una comedia, una farsa, y así sucesivamente".

si he de perderme aquí, así sea
si el egoísmo me obliga a callar
(tengo un anillo de años silenciosos en la garganta,
una galaxia que antes y después de tu "tiempo" pacífica se expande a ritmo propio)
si el egoísmo me obliga a guardar
a no decir lo que veo...
que tu mente "piense" lo que desea (no lo que es)
con Malcom me voy lejos, cuando regrese
ya no estaré cerca de tu sombra.

Comments

Popular posts from this blog

Para Ulises, en tu nuevo cielo

Eunice Shade
Era un muchacho tímido en aquellos días de debates a principios de la década 2000 en Managua, cuando se me acercó y me pidió mi teléfono y dirección para llegar a verme a mi apartamento en Reparto San Juan porque quería que lo preparara para un concurso de debate, que le enseñara cómo argumentar, cómo dirigirse a las personas, cómo disentir con humor. Lo recibí en mi apartamento y muy disciplinadamente hizo cada uno de los ejercicios que le indiqué. Estaba muy entusiasmado. No supe de él, sino días después, me comentó que le había ido mal en el concurso, pero que había gozado en grande. Añadió que estaba interesado en las letras y muy cortésmente lo invité a las reuniones de grupo de Literatosis, donde encontró sus afinidades y no tardó en hacerse íntimo amigo de Francisco Ruiz Udiel, quien al inicio estaba reticente a integrarlo en el grupo; ironía de la vida porque después serían inseparables compañeros de la cultura: uña y carne. Ambos tomarían sus caminos, la literatu…

El “disidente” (Radical Chic): los burgueses con corazón de masa

Información previa

Hace tres años, Tom Wolf, el periodista norteamericano especializado en “nuevas tendencias”, publicó una larga crónica, Radical Chic, descripción de una velada en el departamento dúplex del compositor y director de orquesta Leonard Bernstein y su esposa Felicia.
Los Bernstein citaron a un grupo de la sociedad neoyorquina para presentarles un grupo Black Panthers que solicitaban ayuda económica (defensa legal de camaradas injustamente acusados de asesinatos, etcétera). El patrocinio de los concurrentes y actitudes similares, como la de quienes apoyaron en fiestas lujosísimas los boicots promulgados por la organización de César Chávez, obtuvieron de Wolfe el calificativo de Radical Chic, el interés político de izquierda considerado como actividad prestigiosa o gesticulación social de la temporada. Entre sacudimientos estructurales, secuestros y compromisos existenciales varía el concepto de elegancia y el viejo tren de la historia debe admitir – la metáfora sigue aunq…

Lectura y/o interpretación meta-poética del poema “Ah que tu escapes”, de José Lezama Lima. O una propuesta de lectura en clave intuitiva.

Por Eunice Alejandra López Sánchez

Sin duda el código clave para la lectura de este poema de Lezama Lima es el metafísico, el cual, revestido de un código digamos aparentemente “estético” configuran el acero y acervo intuitivo del poeta/ poema, del padre/ hijo.

Me atrevo a hacer tal aseveración tomando en cuenta lo escrito por el mismo Lezama Lima, y que lo retomo vía Yurkievich: “(...) desconozco totalmente lo que es mucho o poco en materia de expresión (...) el cómo y el cuando escapan de nuestras manos (...) lo que me ha interesado siempre es penetrar en el mundo oscuro que me rodea. No sé si lo he logrado con o sin estilo, pero lo cierto es que uno de los escritores que me son más caros decía que el triunfo del estilo es no tenerlo...No sé si tengo un estilo, el mío es muy despedazado, fragmentario, pero en definitiva procuro trocarlo, ante mis recursos de expresión, en un aguijón procreador”.
Por tal razón me sabría a herejía acércame a Lezama en clave racional, pues de más es…