Sunday, December 19, 2010

El poema del yugo por Marguerite Yourcenar




Las mujeres de mi país llevan sobre los hombros un yugo;

Su corazón pesado y lento oscila entre esos dos polos;

A cada paso, dos grandes baldes de leche chocan

Uno con otro contra sus rodillas;

El alma materna de las vacas, la espuma del pasto masticado,

Brotan en olas nauseosas dulces.



Soy igual que la sirvienta de la granja;

A lo largo del dolor me avanzo de un paso firme;

El balde del lado izquierdo está lleno de sangre;

Puedes beber y saciarte de ese pujante jugo.

El balde del lado derecho está lleno de hielo;

Puedes inclinarte y contemplar tu rostro laso.

Así voy entre mi destino y mi suerte,

Entre mi sangre caliente y líquida y mi amor límpido muerto.

Y cuando esté segura que ni espejo ni bebida

Pueden ya distraer o sosegar tu corazón salvaje,

No quebraré el espejo resignado,

No volcaré el balde donde sangró toda mi vida.

Iré llevando mi balde de sangre en la noche negra

Allí donde están los muertos que en él a beber vendrán.

Iré donde están las olas con mi balde de hielo;

El breve gemido de la orilla será menos dulce que mi llanto;

Un rostro pálido grande se asomará a la duna

Y ese espejo, que ya no quieres, reflejará la faz calma de la luna.





1 comment:

Margarita said...

orre, vuela

El yugo pesa como el alma , como el tiempo
que esfumándose acelera el paso, corre, vuela
y tan solo deja el rastro de su ausencia, ya no está.
No ves mujer que la conciencia no ayuda? Despierta ya
mientras por tus venas abiertas la sangre circula.

Llora, gime, sufre, acelera, corre, vuela
que cada dolor sea para ti un nuevo aliento, levántate
con tu alma sangrante, arrastra tu corazón mal herido
mírate en el espejo quebrado de tu rostro y busca
en cada cicatriz un hálito de vida.
Margarita

About Me

My photo
"You made me confess the fears that I have. But I will tell you also what I do not fear. I do not fear to be alone or to be spurned for another or to leave whatever I have to leave. And I am not afraid to make a mistake, even a great mistake, a lifelong mistake and perhaps as long as eternity too"...