Skip to main content

Lecturas compartidas y no necesariamente de acuerdo: Las matemáticas en la Educación.



Por José Francisco Hernández Ramos*

tomado de elnuevodiario.com

He leído dos artículos del profesor Róger Murillo publicados en EL NUEVO DIARIO durante el mes de enero del presente año, donde se hace referencia al rendimiento deficiente de los alumnos en las matemáticas y sobre el quehacer de los docentes en dicha asignatura. Debo reconocer que las cosas o hechos que ahí se describen son ciertos, desde las clases magistrales en aquellos tiempos de la UNAN-Managua en un auditorio con centenares de alumnos hasta los detalles o anécdotas de profesores de física o matemáticas.


También debe agregarse que el mal rendimiento de los alumnos en la asignatura de matemáticas se debe a la presencia de muchas universidades- garajes que se establecieron en el país después de los años 90 del recién pasado siglo y sus múltiples sucursales en los departamentos. Estas “universidades” envían a los institutos nacionales y privados a sus promotores a la caza de potenciales alumnos-clientes; después de presentar la gama de carreras que ofertan les dicen a los alumnos que en esa “universidad” no se hace examen de admisión, dicho mensaje, los alumnos lo ven favorable y en vez de motivar sus neuronas, se les adormece su capacidad de estudio para obtener un excelente rendimiento académico, solamente tienen como meta lograr el límite inferior para aprobar aunque lleven una gran deficiencia en conocimientos y dominio de habilidades para aplicar los modelos matemáticos en la resolución de problemas.

Estas “universidades” deben ser constantemente controladas, vigilar que sus recintos sean amplios, sus programas competentes, sus laboratorios bien equipados, bibliotecas actualizadas, instalaciones para desarrollar prácticas de deportes y actividades culturales y un personal con los grados académicos ( maestría o doctorado ) para ejercer la docencia; porque sencillamente, si un profesor universitario sólo tiene el grado de licenciatura, de hecho es un profesor empírico para impartir clases en el nivel superior.

En mi caso soy maestro de matemáticas en secundaria y en tono de broma pregunto a mis alumnos ¿en qué “pulpería” piensan estudiar después de bachillerarse? Tras hacer unos breves comentarios les recomiendo que estudien en una universidad estatal; algunas universidades privadas en sus recintos no tienen aulas adecuadas para impartir clases, ni siquiera tienen espacio para parqueo de vehículos de alumnos y profesores. Un recinto universitario debe tener por lo menos unas 7 hectáreas de terreno.

Tratando de los profesores de matemáticas en la secundaria, muchos no tienen dominio de la materia que imparten, particularmente sobre GEOMETRIA Y TEORIA DE NUMEROS para no mencionar más temáticas. Particularmente durante la década de los 90, realicé a unos maestros de matemáticas una consulta sobre el famoso Teorema de Pitágoras, pregunté si conocían una terna pitagórica primitiva diferente de la terna (3,4,5) con la que todo profesor de matemática introduce el Teorema de Pitágoras, para mi asombro de 28 a 30 profesores consultados, sólo dos me dieron una respuesta positiva, el resto lo que me proporcionaba era una terna derivada de la que he mencionado y eso que las ternas pitagóricas primitivas son infinitas , y si hacemos una consulta sobre el dominio de un modelo matemático para obtener ternas pitagóricas primitivas eso es más complejo aún.

En la obra Experiencia Matemática” los autores Philip Davis y Reuben Hersh expresan: “las matemáticas forman un árbol que crece en el tiempo… la rama anterior es condición necesaria para alcanzar la siguiente”. Si no se cumple esa norma el alumno tendrá un rendimiento deficiente, su aprendizaje tiene mucho fango y no puede avanzar firmemente. El conocimiento matemático es sumativo, si no domina bien las potencias no puede hacer una raíz cuadrada o cúbica; algunos dirán, para eso están las calculadoras, pues bien, ese es otro mal que no ayuda al aprendizaje, se abusa de su uso y el alumno no aprende, no conceptualiza. Si no tengo una calculadora- expresa el alumno- no puedo multiplicar, no puedo dividir, no puedo…

Sobre el dominio de fracciones y decimales, ya no comentemos.
El Ministerio de Educación debe hacer acciones de capacitación para los docentes; personalmente he ofrecido mis conocimientos y experiencia en la Delegación Departamental, en la Casa Central de ANDEN y en la sede del Ministerio de Educación para una actividad de capacitación con los profesores de matemáticas, hasta documentos les he dejado, pero nunca tuve una respuesta positiva. La educación se mejorará cuando el alumno, el maestro, padre de familia, instituciones, autoridades y cuando cada uno de nosotros asumamos nuestra responsabilidad.

*Profesor de Matemáticas.

Comments

Popular posts from this blog

Para Ulises, en tu nuevo cielo

Eunice Shade
Era un muchacho tímido en aquellos días de debates a principios de la década 2000 en Managua, cuando se me acercó y me pidió mi teléfono y dirección para llegar a verme a mi apartamento en Reparto San Juan porque quería que lo preparara para un concurso de debate, que le enseñara cómo argumentar, cómo dirigirse a las personas, cómo disentir con humor. Lo recibí en mi apartamento y muy disciplinadamente hizo cada uno de los ejercicios que le indiqué. Estaba muy entusiasmado. No supe de él, sino días después, me comentó que le había ido mal en el concurso, pero que había gozado en grande. Añadió que estaba interesado en las letras y muy cortésmente lo invité a las reuniones de grupo de Literatosis, donde encontró sus afinidades y no tardó en hacerse íntimo amigo de Francisco Ruiz Udiel, quien al inicio estaba reticente a integrarlo en el grupo; ironía de la vida porque después serían inseparables compañeros de la cultura: uña y carne. Ambos tomarían sus caminos, la literatu…

El “disidente” (Radical Chic): los burgueses con corazón de masa

Información previa

Hace tres años, Tom Wolf, el periodista norteamericano especializado en “nuevas tendencias”, publicó una larga crónica, Radical Chic, descripción de una velada en el departamento dúplex del compositor y director de orquesta Leonard Bernstein y su esposa Felicia.
Los Bernstein citaron a un grupo de la sociedad neoyorquina para presentarles un grupo Black Panthers que solicitaban ayuda económica (defensa legal de camaradas injustamente acusados de asesinatos, etcétera). El patrocinio de los concurrentes y actitudes similares, como la de quienes apoyaron en fiestas lujosísimas los boicots promulgados por la organización de César Chávez, obtuvieron de Wolfe el calificativo de Radical Chic, el interés político de izquierda considerado como actividad prestigiosa o gesticulación social de la temporada. Entre sacudimientos estructurales, secuestros y compromisos existenciales varía el concepto de elegancia y el viejo tren de la historia debe admitir – la metáfora sigue aunq…

Lectura y/o interpretación meta-poética del poema “Ah que tu escapes”, de José Lezama Lima. O una propuesta de lectura en clave intuitiva.

Por Eunice Alejandra López Sánchez

Sin duda el código clave para la lectura de este poema de Lezama Lima es el metafísico, el cual, revestido de un código digamos aparentemente “estético” configuran el acero y acervo intuitivo del poeta/ poema, del padre/ hijo.

Me atrevo a hacer tal aseveración tomando en cuenta lo escrito por el mismo Lezama Lima, y que lo retomo vía Yurkievich: “(...) desconozco totalmente lo que es mucho o poco en materia de expresión (...) el cómo y el cuando escapan de nuestras manos (...) lo que me ha interesado siempre es penetrar en el mundo oscuro que me rodea. No sé si lo he logrado con o sin estilo, pero lo cierto es que uno de los escritores que me son más caros decía que el triunfo del estilo es no tenerlo...No sé si tengo un estilo, el mío es muy despedazado, fragmentario, pero en definitiva procuro trocarlo, ante mis recursos de expresión, en un aguijón procreador”.
Por tal razón me sabría a herejía acércame a Lezama en clave racional, pues de más es…