Skip to main content

Posts

Showing posts from 2013

Las viejas búsquedas continúan

O la serpiente de uróboros de la literatura. 


por Eunice Shade

Diciembre es el mes de Fran en Nicaragua. Aún para mí, con quien la distancia se fue haciendo cada vez un abismo, con todas las características del abismo. Pero la literatura fue y sigue siendo cotidiana. Lo fue en aquellos días de Literatosis, cuando una de las búsquedas principales era el estilo único. Hay quienes sin haber sido parte y sin haber vivido este episodio se atreven a emitir juicios errados. Lo cierto es que quienes nunca lo vivieron porque no estuvieron ahí, serán siempre lectores de segunda mano. Recordar a Fran era también para mí recordar los viejos laberintos del oficio. Con los años, tuve la experiencia de leer a Lezama Lima, no solo su trabajo creativo, sino su pensamiento literario. Y eso lo cambió todo.

A mediados de la pasada década, en un blanco salón de clases, abrí una lección como quien traza el primer pincelazo de una obra de arte, pues para mí dar clases es un arte, y dije: “El Quijote es la n…

Eunice Shade, una becaria de Fulbright en Nuevo México

Por Teresa Dovalpage
Originalmente publicada en El Crepúsculo

Eunice Shade es una narradora y poeta nicaragüense que actualmente se encuentra en Nuevo México después de obtener una beca Fulbright.

Ha publicado el libro de cuentos El Texto Perdido (Editorial Amerrisque, Managua, 2007); el poemario Escaleras Abajo (Ediciones MA, 2008) y el libro de ensayos y otros experimentos Espesura del deseo (Editorial Zorrillo-PEN-Sociedad de Jóvenes Escritores, 2012) además de aparecer en varias antologías internacionales de narrativa.

En 2007 representó a Nicaragua en el foro de Novísimas Narradoras Latinoamericanas en la FIL de Guadalajara. En 2012 fue parte de Buenos Aires Capital Mundial del Libro…y ahora la tenemos de visita aquí en Taos.

Descubrimiento de la vocación

“Empecé a escribir a los doce años y aunque parezca extraño fue por miedo; había emociones o pensamientos que a esa edad me daba miedo expresar a otros; así que empecé a hacerlo en libretas y a medida que los años pasaban las libr…