Monday, November 18, 2013

Desasosiego machistilla de los dependientes





Eunice Shade

O el “modelo literario” del machistilla. Ellos poseen su sazón anticuada. “Sus paradigmas” que dominan sus frágiles mentes, niegan “tener ideal”, pero sí son subyugados de uno. Ellos saben e imponen inconscientemente “su gustito literario”.

Y después “lo precioso y lo lindo” lo escriben las mujeres; “lo fuerte”, ellos. Es falso. No aceptaré eso nunca por ser falso.

Usted comprobará que una de las estrategias de discriminación por excelencia de estos “hijos de dominio” es ubicar a las mujeres únicamente en la poesía y jamás en la narrativa. Destacarán sus aciertos poéticos, más no los narrativos.
Desde que Marx nos (les) tocó el bolsillo, o subordinó todo pensamiento a la billetera, es entendible que si la poesía no vende nada y la narrativa sí, el machismo luchará a toda costa para seguirnos oprimiendo (a nosotras), ubicándonos donde NO corresponde. Entre menos entre al bolsillo de la mujer, mejor. Opresión económica en todos los ámbitos, no solo el literario pues sabida es la disparidad salarial que existe: un hombre y una mujer desempeñando el mismo trabajo, pero él gana más solo por ser hombre, aún y cuando la mujer sea más inteligente o produzca un mejor resultado. Partiendo desde ahí. 
Y Ojo, atención, alerta: Todo acto inteligente, de valentía o coraje que provenga de una mujer será masculinizado, ya que históricamente atribuyen la inferioridad a la condición biológica. Una mujer no puede ser inteligente o fuerte porque es considerada “hombre”, como si la inteligencia y la fortaleza fuese una característica exclusiva de ellos.

Por otro lado, nos encontrábamos frente a lo que denominaré “Desasosiego machistilla”, el cual opera desde la dependencia. Es extraño. Muy extraño. Hombrecitos dependientes tanto económica como literariamente. Es decir, con necesidad de una figura mayor pues son incapaces de sostenerse por sí. ¿Cómo se llama eso crudamente? Que los y las lectoras decidan. Queda esa pegunta para la reflexión.

Ser incapaz de nombrarte a vos mismo. Yo le dije al muerto: Autonomía literaria. Y el muerto, que no era mantenido, se molestó, pues padecía otro tipo de dependencia. Así la vida continuó. Y se debe agradecer a esas primeras feministas nicaragüenses, quienes sentaron las bases en los ochenta; que colocaron la primera viga para que las mujeres que no somos machistas sigamos en la batalla por lograr la igualdad de oportunidades.

Y es ardua la lucha, porque toda mujer que exprese su pensamiento será catalogada de “loca” o “traumada”, pues el o la machista, como es ignorante y no ha leído a Deleuze, Guattari y Foucault, entre otros, sacará conclusiones freudianas que los ilustres mencionados se encargaron de superar, contribuyendo así a la evolución del pensamiento en occidente. O bien será humillada y reducida, descalificándola como “escolar”, tal cual hiciera conmigo un “profesor”, del que ya les hablé. Ahí está reflejado el abuso de autoridad y el miedo a una joven, la negación del desarrollo y el crecimiento de la mujer, su validación integral en todas sus expresiones.

Por tal razón considero que revisar las teorías fundacionales es conveniente. Muchas partieron de un idealismo radical criticado fuertemente, tal es el caso de Shulamith Firestone en La Dialéctica del sexo. Pero el patriarcado tendrá que aceptar que así como Platón y Tomás Moro, entre otros, se encargaron de proponer sociedades “ideales” que son valoradas dentro de la filosofía, estas primeras mujeres también tienen derecho a que se respeten y valoren sus sueños y sus pensamientos, de igual manera. A como las hay idealistas, las hay realistas. Baste leer Slaves of slaves. The Challenge of Latin American Woman.

Por mi parte, no me dejaré imponer el “desasoiego machistilla”, menos a mi escritura. La emancipación consiste en no andar pidiendo la  “aprobación” de nadie. Otra cosa muy distinta es el debate y el diálogo igualitario que jamás se ha dado (ni se dará). Cuando las escritoras dependientes empiecen a confiar y a tener seguridad en lo que escriben otro sol les alumbrará.

Mientras no exista una independencia verdadera que respete y reconozca el valor de la juventud y de la mujer, no seré parte. No seré manipulada por la ambición política de nadie. Esos señores y señoras que instrumentalizan a los y las jóvenes en aras de materializar sus aspiraciones de poder. No contribuiré a la consolidación de una clase política (y sus hijos, leáse nepotismo) que no busca otra cosa que su propio interés; que reproduce lo que más critica. Solo este tipo de personas es capaz, aún conociendo su propia historia, de repetirla.


About Me

My photo
"You made me confess the fears that I have. But I will tell you also what I do not fear. I do not fear to be alone or to be spurned for another or to leave whatever I have to leave. And I am not afraid to make a mistake, even a great mistake, a lifelong mistake and perhaps as long as eternity too"...