Skip to main content

Idolatría, ídolo e idólatra

Eunice Shade

No tendrás otro Dios que a mí, dice Yahvé, cuando entrega los mandamientos a Moisés en el Sinaí. Un mandamiento que debe estar fundamentado en una fe absoluta en el Señor. También le dice no te harás imagen   alguna de lo que hay en lo alto de los cielos, ni de lo que hay abajo sobre la tierra, ni de lo que hay en las aguas debajo de la tierra. No te postrarás antes ellas y no las servirás. Reflexionar este mandamiento es una prioridad en tiempos donde el cine, la televisión, la radio, el internet y el entretenimiento son un peligro para la unidad de la familia. Dicha industria y la mente pueden conducir a un sufrimiento que no proviene del Señor, pues el Señor tiene su forma. Sufrir por el Señor, como sufría, por ejemplo Santa Faustina Kowalska es una bendición. La mente es una invención del hombre y no se llega, no se ve, a Dios a través de la mente. En la vida religiosa hay ejemplos de frailes franciscanos cuya cruz ha sido precisamente no ver a Cristo; a diferencia de Santa Faustina, quien escribe en su diario la felicidad de ver al Señor en la Eucaristía. El ver y no ver es un misterio que Santa Teresa de Ávila vive en Las Moradas Castillo InteriorSe ve sin ver, misterio profundo de nuestra fe. La escritura de los santos no es una reflexión, no es un testimonio, no es un discernir sino la experiencia directa de Cristo en el alma del santo durante el acto de escribir. La idolatría: ídolo e idólatra son un atentado en el crecimiento de la fe. “Los ídolos son objetos inertes, que usurpan la condición de divinidad”, dice Monseñor Silvio José Báez en Cuando todo calla. El silencio en la Biblia. No se puede esperar de un ídolo más que desviación. Estatuas de piedra que erigen para rendirles culto y a las que se venera cual divinidad. No se puede aferrar el alma a una imagen; cuando en nuestra mente circulan imágenes no debemos venerarlas; ni rendirles culto. En la actualidad, proliferan los ídolos y su adoración perjudica. Pastorear es delicado y las enseñanzas deben ser proporcionales al crecimiento de nuestra fe. ¿Qué clase de pastoreo es aquel que exige la prueba de fe para un adulto en un niño? Desde el origen, desde la intención, desde la ejecución, hasta la acción debe ser en pureza; usted tiene su rebaño; mi sacerdote real, mis Príncipes, tenemos el nuestro: Respete los límites en el Reino de Cristo.
No se camina en imágenes. No se depende de los ídolos. No se adora ni el pensamiento ni la razón ni la lógica. No se puede sustituir el orden de Dios por el orden de los ídolos; no manipularás los hechos de los fieles. No se puede ni sustituir ni encubrir la verdad. No se adora una imagen religiosa cual ídolo. El Espíritu Santo me dice: Los ídolos perpetúan a las mentes en lo falso. No se debe faltar a la Santa Iglesia pese a la persecución. 
La noche oscura, una grande noche oscura, al decir de Alejandro Bolaños Geyer,  que fue la década de los años ochenta nicaragüenses continuó en los noventa, dividió a las familias, incrementó la decadencia espiritual, educativa y económica. Ambos períodos fueron corruptos y casi trece años después continúan la dictadura de la corrupción hasta ahora. Nicaragua necesita un cambio radical, necesita levantar su moral, necesita un líder político que encarne el ejemplo y el ejemplo empieza por la familia. La familia debe tener unidad religiosa y unidad política; para que la familia logre esta unidad necesita un sacerdote real que guíe con luz divina el camino. Los conservadores de aquellos treinta años de bonanza son líderes éticos. El doctor Noel Vidaurre es candidato ideal para presidente de la República de Nicaragua.



Comments