Skip to main content

Idolatría, ídolo e idólatra II

Eunice Shade


Dedicado a los conversos, al Padre León Leitem y Santa Teresa de Calcuta.


Mis escritos son mis reflexiones sobre mi camino de fe. Nada es
superior a Jesucristo, a María, a la Santa Iglesia y sus Arcángeles y
Santos y a la guía de un sacerdote y una monja real, quienes predican
con el ejemplo.

Del libro Cuando todo calla de Monseñor Silvio José Baéz surgen estas
reflexiones sobre el peligro de la idolatría, la cual se tiende a
asociar al entretenimiento; ídolos de más cuidado son: historia,
familia, conocimiento y memoria. La historia no es para repetirse,
sino para reflexionar. No se idolatran memoria e historia.
Dice San Pablo: “Os he escrito con más atrevimiento en parte para
despertar vuestra memoria, en virtud de la gracia” (Romanos 15: 15).
Me acuerdo de Santa Faustina Kowalska cuando escribe: “aprendemos por
la gracia” y de San Pablo, el gran apóstol de los conversos, quien en
este versículo, nos ilumina al decirnos que sólo Dios es el único que
posee omnipotencia para guiar y aprender a través de la memoria.
Antes, había reflexionado sobre qué es una conversión y el arduo
camino que implica. Las conversiones no se reducen a la memoria del
pecado, pues es herejía contra la Santa Cruz, es falta de fe en el
perdón de Jesús. Nicaragua necesita creer y practicar pues Jesucristo
hace la diferencia, Jesucristo une. El poder de la oración es
indestructible. Saber orar es una gracia. Se ora también por la
gracia. La gracia viene del cielo. Entonces, dice San Francisco de
Asís, tenemos sol, luna, estrellas, viento, agua, fuego, tierra. Dios,
un hombre y una mujer. Dios da a su unigénito, quien es el camino: “Yo
soy el camino, la verdad y la vida” (Juan 14: 6 ). Sólo se llega al
Padre a través de él.
Bien dice El Señor: honra a tu Padre y a tu madre (Éxodo 20). ¿Cómo se
les honra? Amando a Jesucristo por sobre todas las cosas, pues bien
nos recuerda su propia palabra: «El que ama más al padre o a la madre
más que a mí, no es digno de mí; y el que ama al hijo o a la hija más
que a mi, no es digno de mí» (Mateo 10: 37). Así honró a Jesucristo,
por ejemplo San Francisco de Asís, quien fue un rebelde ante sus
padres, Pietro di Bernardone y Madonna Pica, pues estos no aceptaban
su vocación religiosa, ni que diera su herencia a la Santa Iglesia.
Ser llamado a Dios es un misterio. Aún y con los sacerdotes y monjas
reales, se necesita imitar a Jesucristo y a María, pues el diablo se
aprovecha haciéndose pasar por los religiosos. No se accede a Cristo
por un parecido o semejanza a. En mi camino de fe Santa María me lleva
a Cristo y Cristo a Dios. En ese camino de fe, esperanza y caridad se
enfrentan dificultades, pues los demonios pretenden engañar al cuerpo
con idolatría, brujería y artimañas. Para destruir a estos enemigos de
la fe se debe obedecer el mensaje mariano de rezar el Santo Rosario
todos los días: lo que se reza se cumple porque Dios nunca falla. El
camino de imitación de Cristo es un peligro pues el ego tiende a hacer
creer que se es El Mesías.
Perseguir, cual fue perseguido San Francisco de Asís, con el fin de
imponerle una mentira es pecado mortal. Dice Santa Faustina Kowalska:
«Una vez que el fiel se une a la voluntad de Dios es indetenible». El
demonio tergiversa, distorsiona esta verdad haciendo daño al fiel para
tergiversar lo más sagrado que tenemos: Nuestra Profesión de Fe. El
demonio persigue e intimida familias, entre más religiosas las
familias más envidia, especialmente a los niños y adolescentes, asume
por ellos sin dejarlos madurar en la fe, sin su consentimiento, se
toma atribuciones que no le corresponden e imita a Dios queriendo
forzar para su conveniencia.
Cuando esto sucede se despierta la ira de Yahvé, a quien temo por
sobre todas las cosas, pues su justicia nunca falla, así lo comprueba
la fe de Israel y Jacob.
No tengan miedo de convertirse, tengan temor de Dios.
Previo y durante los noventa nicaragüenses el demonio, el ateísmo
lastimó a muchas familias nicaragüenses. Hubo controversia por la edad
para el voto, en aquel tiempo, dieceseís años. ¿Cómo se prepararon las
elecciones de los 90? ¿Cómo se relacionan con la política en Estados
Unidos?
Nicaragua no es una isla, tampoco los estados de la federación de
Estados Unidos. Nadie tiene por qué ser perseguido por expresar su
religión, tampoco por sus principios políticos, y esa es precisamente
la ayuda que pido, primero a Dios, y segundo al actual gobierno de los
Estados Unidos, pues a los nicaragüenses que confesamos nuestra fe y
nuestro ideal político nos persiguen, en Nicaragua y en el exterior,
lo cual es una injusticia y una falta a la ley.
Cuando los niños y adolescentes crecen, se convierten en adultos y
maduran en el amor a Cristo, y la envidia del demonio violenta al fiel
para que este pierda su fe e imponer su ateísmo, o peor aún: vivencias de
fe. No se vive el camino de fe de familiares, hermanos y amigos (Mateo
10: 37) pues cada experiencia con Dios es única e irrepetible.
¿Cuál es la diferencia? Jesucristo. Creo que es una gran diferencia.
Jesus en tí confío: Una conversión es díficil porque implica dice el
Padre Kris Stubna ser un buen ciudadano. Asís, unas elecciones se
preparan con antelación reflexionando sobre qué futuro queremos para
Nicaragua. Me pregunto por los niños y adolescentes de las elecciones
de los años noventa. Este es el momento de reconsiderar y hacer
historia real por una candidatura conservadora, por ejemplo el Doctor
Noel Vidaurre de presidente. En el caso de la vice-presidencia Don
Enrique Bolaños Geyer, o con la experiencia de Don Enrique, que nos
ayudara en la selección de un candidato que una a la oposición. Habría
que reflexionar, más debe ser alguien que predique con el ejemplo,
para lograr la unidad de una Nicaragua dividida por la idolatría: No
es un color, no es una imagen, no es un ruido lo que va a guiar: «No
te hagas ningún ídolo ni figura de lo que hay arriba en el cielo, ni
de lo que hay abajo en la tierra, no te inclines delante de ellos, ni
les rindas culto porque yo soy El Señor tu Dios» (Exódo 20). ¿Qué es
idolatría? ¿Cuándo hay idolatría? Dice el Catecismo de la Iglesia
Católica: “Consiste en divinizar lo que no es Dios. Hay idolatría
desde el momento en que el hombre honra y reverencia a una criatura en
lugar de Dios”. No se diviniza historia, familia, conocimiento y
memoria. La idolatría fue lo que dividió en el pasado, continua el
catecismo: Nos hacemos uno cuando adoramos, con la idolatría nos
dividimos y es pecado. Como adultos lo sabemos, sin embargo los niños
y los adolescentes no sienten como adultos y la idolatría sin la
madurez de  fe los perjudica; les destruye la vida y le aleja de las
misiones y la voluntad del Señor.
Otro de los peligros con que nos enfrentamos los fieles, es que una
vez adorando sólo a Dios, no se debe hacer uso idolátrico de las
imágenes religiosas de la Santa Iglesia. Tampoco se idolatra al
conocimiento, ni al pensamiento, lo dice San Juan Pablo II en Fides et
Ratio, Fe y Razón en español. En ese combate, que ganó el Santo, queda
claro que la fe es más profunda que la razón y que tampoco se reza con
el conocimiento, ni con el pensamiento, mucho menos con el cuerpo.
Ganar el combate a la razón es el inicio de la preparación del
teólogo.
Debemos aprovechar el gobierno republicano del Presidente Donald Trump
para pedirles apoyo, especialmente hoy que la Nica Act entró en
vigencia y que anuncia un nuevo futuro. Lo sabré yo que he vivido el
republicanismo con la pasión de Abraham Lincoln; el día hermoso del
gran elefante, colmillos de márfil, en que América se hizo grande
cuando Trump ganó las elecciones: Fue uno de los días más dichosos de
mi vida porque el Espíritu de América me habló por primera a vez. Me
gustaría que mis hermanos americanos en la fe rezaran por Nicaragua.
Se debe tener cuidado con el ateísmo que permea la Iglesia pues a la
misa llegan no creyentes y no practicantes. No se crece en la Fe por
fuerza contraria, pues es herejía contra la Santísima Trinidad; la fe
no nace del odio, nace de la humildad. Ser humilde es no cargar la
cruz del Diablo, tal cual dice Santa Catalina de Siena.
Ahora, he regresado, primero porque abandoné todo por y en Jesucristo
y segundo a cumplir la homilía del Padre Stubna para ayudar a preparar
el camino a la esperanza de un nuevo gobierno en Nicaragua y a votar.
Ruego sus oraciones.

Enero 7, 2018

Comments